¿Cómo debo gestionar mi arrendatario durante el periodo de crisis?



En este artículo quiero reflexionar sobre cuál es la mejor estrategia a llevar a cabo como propetario de un inmueble arrendado. He de decir que únicamente constituye un opinión y me encantaría recibir las vuestras para completar mi perspectiva.


El confinamiento obligatorio como medida para evitar el contagio del Covid-19 ha dado lugar a una perdida de 900.000 empleos aproximadamente según los datos que ha revelaba el diario el País el 2 de abril de 2020. La pérdida de tanto empleo supone una catástrofe económica para el país, que unida a una crisis generalizada del turismo y agravada por las medidas de corte populista del Gobierno de España ha dejado unas perspectivas de futuro, por lo menos al corto plazo nada positivas.


Como consecuencia de lo anterior, muchos negocios y particulares, están teniendo dificulates para hacer frente a las rentas de los arrendamientos que tengan, ya sean de locales, oficinas o vivendas. Desde el punto de vista de los propietarios, la estrategia a seguir actualment es crítica, ya que puede impactar directamente en sus ingresos de los próximos dos años.


¿Cómo debo reaccionar ante un arrendatario que me pide una rebaja de la renta?


Muchos arrendatarios están solicitando a sus arrendadores la reducción de su renta. Ante estas solicitudes para mi lo más importante es tratar de entender la situación del arrendatario lo mejor posible. Por ejemplo. no es lo mismo una persona que ha perdido su trabajo que otra que sigue teniéndolo y solicita bajar el precio del arrendamiento sin haber perdido capacidad económica.


Lo anterior vale también para locales comerciales y oficinas, las empresas que puedan teletrabajar no se van a ver tan afectadas como los comercios pequeños que hayan tenido que cerrar, y por lo tanto van a poder hacer frente en mayor medida a las rentas, mientras que los comercios van a pasar inmediatamente a tener un flujo de caja negativo y van a tener más problemas que las oficinas para poder pagar.


Como yo lo entiendo, tras haberme enfrentado recientemente a una situación como las referidas anteriormente, y además, tras haberlo comentado con otros propietarios de inmuebles, los arrendatarios son, de alguna manera, los socios de los propietarios. Como tales, para que el propietario pueda tener éxito, el arrendatario debe tenerlo también. Esto se traslada a todos las etapas del arrendamiento, desde la selección (en la que buscas un socio solvente y responsable) hasta durante el propio arrendamiento (en el que quieres que tu socio siga siendo solvente).


En base a lo anterior, realmente la estrategia no debe cambiar en ningún momento, ya que siempre ha de ir enfocada a permitir a tu socio (arrendatario) a poder tener éxito. Esto se traduce en que, si tu arrendatario tiene un comercio que está cerrado por culpa del confinamiento, lo mejor que puedes hacer es no cobrar parte de la renta o completamente mientras dure, para no ahogarlo y obligarle a salir. Al fin y al cabo, mientras la situación esté así, va a ser muy difícil que alquiles un local vacío, por lo que es mejor que apoyes a tu arrendatario.


Lo mismo se traduce a un inquilino persona física. Recientemente, en un piso que gestiono y en el que hay dos arrendatarios, me comunicaron que uno de los dos salía del piso (cumpliendo el preaviso y todo en orden). La arrendataria que se quedaba, como consecuencia de la crisis, tenía que hacerse cargo de su madre, y eso le costaba gran parte de su sueldo, por lo que no podía pagar el arrendamiento del piso completo. Ante esta situación, le propuse que pagara solo la mitad que le correspondía durante los próximos 3 meses, y mientras tanto fuera buscando un compañero de piso (que cumpliera con los requisitos). En caso de no encontrarlo en septiembre tendría que dejar el piso. De la forma anterior, trato a la arrendataria como mi socia, y delego trabajo en ella, de forma que ambos salimos ganando. Yo me evito tener el piso vacío y los gastos de búsqueda y selección de arrendatarios y ella puede seguir viviendo pagando lo que pagaba antes y sólo tiene que encontrar un compañero. Es un win win desde mi punto de vista.


Así que diría que el principio esencial es que tu cliente es tu socio. Impúlsale y ganarás.


Ahora me planteo, si fuera propietario de muchos inmuebles y mis arrendatarios hubieran pedido sus trabajos, ¿valdría la pena involucrarme y tratar de ayudarles a encontrar otro trabajo? Seguramente sí, y creo que lo haría.


Espero que estéis todos bien y un saludo a todos!






12 views
  • Spotify Social Icon

©2019 by MyCoin Real Estate